La importancia de la iluminación en la producción audiovisual

En las producciones audiovisuales la iluminación es un aspecto clave para conseguir los mejores resultados en las escenas, por lo que recurrir a expertos en diseño y producción de exposiciones, cine y TV es fundamental.

¿Cómo conseguir los mejores resultados?

En las producciones audiovisuales es muy importante conocer la luz del ambiente, recurriendo al parámetro de la temperatura de color y usando un termocolorímetro para determinar el color en el espectro luminoso en comparación con la luz que genera un cuerpo negro.

Es necesario controlar la sombra que arrojan los objetos y las personas y para ello se debe saber la hora y lugar en la que va a tener lugar el rodaje, además de cómo serán las escenas en función de cada cámara.

También es necesario valorar la calidad de la luz, que vendrá determinada por la sensación que se desee crear; y por supuesto, también la intensidad lumínica, que permitirá crear un escenario más vivo y estable o ambientes más íntimos. Una vez estudiados todos estos factores, los especialistas en diseño y producción de exposiciones, cine y TV, se encargarán de aplicar la luz con la mayor eficiencia.

Actualmente se recurre a un método de trabajo denominado triángulo básico de iluminación, mediante el cual se consigue obtener la mejor iluminación posible para cada escena en particular. No obstante, aunque es el más habitual, existen otros juegos de luces que se pueden utilizar para tratar de obtener unos resultados con efectos profesionales y de la máxima calidad. Así se pueden conseguir los mejores resultados en cada escena.